Año nuevo, asesoría nueva

Es frecuente tener en mente la idea de cambiar de asesoría y con el no parar del día a día nunca llevarla a cabo.

Existen numerosos motivos que pueden llevar a una empresa o un autónomo a querer cambiar de asesoría, tal vez sea el precio pero por lo general los motivos que finalmente te llevan a realizar el cambio son más profundos.

Tener la certeza de que puedes confiar en tu asesor y sentirte cómodo en el desempeño de tu trabajo, ser consciente de que tiene experiencia y conocimientos más que suficientes para aconsejarte en todo lo que corresponda, poder entender lo que te diga porque no utiliza tecnicismos que incluso parecen ser utilizados para salir del paso, estar seguro de que no te encontrarás diferencias con el precio pactado, ya que es muy frecuente que nos ofrezcan un precio sin saber realmente cuales son los servicios que incluye y después encontrarnos sorpresas de cargos inesperados… estos son solo algunos de los conceptos que deberías poder dar por hecho en un asesor.

Puede pasar que alguna vez, por una mala gestión del asesor, os hayáis sentido perjudicados y eso haya supuesto un obstáculo en el progreso de vuestro negocio. Otras veces no nos vemos lo suficientemente arropados en la toma de decisiones y esto provoca un deterioro en la relación con el asesor. Pero es frecuente que en el día a día le restemos importancia a estos asuntos y continuemos caminando sin prestarle importancia a la china del zapato.

Por suerte, el 1 de enero es el momento perfecto tratar de dar ese impulso a tu negocio y liberarte de ese momento incómodo que podría suponer el proceso de cambio de asesoría. Realizar el cambio en cualquier momento del año es posible, pero a continuación te explicamos las ventajas de cambiar en este momento del año:

  • El año fiscal abarca de 1 de enero a 31 de diciembre, por tanto, la asesoría saliente se encargará de presentar los impuestos hasta esa fecha, terminando sus funciones con la finalización del año natural y evitando así posibles malentendidos u omisiones de trabajo.
  • Del mismo modo, utilizando esta misma fecha, nos podemos evitar posible duplicidad en elaboración de trabajo. Con las posibles reclamaciones de cantidades que esto puede generar.
  • Eliminarás ambigüedades de posibles errores cometidos. En caso de que pasado un tiempo se detecte un error en la elaboración de la contabilidad, será muy fácil identificar de forma inequívoca al responsable de la anomalía, ya que la fecha de cambio estará bien definida. De este modo, siempre podrás sentirte protegido.
  • Las entrega de documentación, que en ocasiones puede ser un proceso prolongado, será mucho más sencilla, ya que se puede definir claramente cuál es el periodo del que tienen que responder, sin excepción alguna.

Para Asesoría Alonso el cliente es, con diferencia, lo más importante y por eso enfocamos todo nuestro esfuerzo en hacerle la vida más fácil. Contamos con un equipo de abogados y economistas para ofrecerle una gestión integral en materia fiscal, contable, laboral, financiera y jurídica.

cambiar de asesoría

Visitamos a nuestros clientes tantas veces como sea necesario, para recoger sus facturas en su negocio, resolver sus dudas y asesorar toda la actividad que requieran.

Si desea llevar a cabo un cambio de asesoría nosotros nos encargaremos de todos los trámites del cambio, solicitando a la anterior asesoría toda la documentación, revisando que ésta está completa y asegurándonos de que todo está en regla.

Si estás pensando en cambiar de asesoría y buscas una asesoría nueva que pueda dar facilidades en el día a día de tu negocio, enero es el mejor momento para el cambio. No dudes en contactar con nosotros e infórmate sin compromiso.